viernes, 5 de julio de 2013

El Parlamento Europeo pide explicaciones por el espionaje de los EEUU

También se instó a los países miembros a no continuar con programas similares que pudieran ir contra las leyes continentales. Las sospechas por las actividades de vigilancia sobre países miembros amenazan los tratados comerciales trasatlánticos. 

 Las revelaciones sobre el posible espionaje han tenido consecuencias en las relaciones EEUU-UE. 
El Parlamento Europeo le pidió a los Estados Unidos que revelara completamente sus actividades de espionaje sobre sus países miembros. La resolución también fue la oportunidad para que se manifestara la preocupación ante la posibilidad de que algunos países europeos, entre ellos el Reino Unido, Alemania, Los Paises Bajos, Suecia y Polonia, pudieran estar implementando programas de vigilancia similares. Estas iniciativas podrían ser incompatibles con la leyes continentales.
El cuestionamiento será impulsado por el comité de libertades civiles del Parlamento. Uno de los puntos principales de su agenda serán las acciones de la NSA, el organismo de inteligencia estadounidense. La inquietud es ver como su actividad pudo haber impactado en los derechos a la privacidad, protección de datos y libertad de expresión entre otros aspectos. Se espera un informe al respecto para fines de 2013.
La resolución no implica obligaciones legales, pero sirve como llamado a los miembros de la Unión Europea para que| mejoren su trabajo en relación a la protección de datos. Jan Philipp Albretch, miembro del Parlamento Europeo, señaló sin embargo: “los límites deben establecerse a ambos lados del Atlántico para proteger los intereses de los ciudadanos europeos. Reglas estrictas y consistentes para la protección de los datos son necesarias en la Unión Europea como en los Estados Unidos”. Otros parlamentarios han ido aún más lejos y han expresado su intención de que se suspenda el acuerdo de comercio e inversión trasatlántico conocido por sus siglas en inglés como TTIP. Dany Cohn-Bendit y Rebecca Harms han comunicado su rechazo a la idea que la protección de los datos sea sacrificada en beneficio del TTIP.  La declaración oficial del parlamento apuntó a que sería desafortunado si los acuerdos comerciales fueran afectados, pero el interés en esos tratados no podía hacer olvidar la protección de derechos y leyes fundamentales.
El Fiscal General de los Estados Unidos, Eric Holder, explicó que los Estados Unidos creará los grupos para analizar el problema lo más pronto posible. Por lo pronto la Unión Europea ha suspendido los acuerdos que le ofrecían a los Estados Unidos datos financieros y de viajes de los países europeos hasta que se produzca la clarificación sobre los actos de espionaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario