martes, 23 de julio de 2013

Quien siga al Papa en Twitter pasará menos tiempo en el purgatorio

Lo informó uno de los tribunales del Vaticano, y aclararon que los seguidores deberán además confesarse y arrepentirse para obtener el beneficio. 

 

 pancho 


De acuerdo a lo que informa el diario italiano Corriere della Sera, la Iglesia dijo que reducirá el tiempo que deban pasar en el purgatorio a aquellos fieles que sigan los eventos oficiales del Vaticano mediante la TV, radio o redes sociales.
Son buenas noticias para los más de 7 millones de seguidores de Su Santidad en Twitter. En un nuevo (y simpático) intento por mejorar la comunicación con la feligresía mediante el social media, la Iglesia católica eligió “beneficiar” a aquellos católicos que sigan de cerca algunos eventos papales. El más cercano y esperado de estos eventos es la  Jornada Mundial de la Juventud 2013, que comenzará el 22 de julio y reunirá jóvenes católicos de todo el mundo en Río de Janeiro.
La iniciativa fue tomada por la Sagrada Penitenciaría Apostólica, uno de los tres tribunales de la curia romana, que se encarga de los asuntos relativos al perdón de los pecados y la indulgencia. Este tribunal tomó notoriedad negativa durante la edad media, ya que estas indulgencias eran vendidas por grandes sumas de dinero a los señores acaudalados y creyentes.
Sea como fuere, esta corte estableció el “beneficio” a quienes “sigan en vivo” por los medios el encuentro de Brasil, aunque dejaron en claro que no basta con solamente seguir a Francisco en Twitter para acelerar los trámites en el Purgatorio, sino que el penitente deberá estar además confeso y “auténticamente arrepentido“.
“No se puede obtener la indulgencia de la misma forma que se saca café de una máquina“, aclaró el Arzobispo Claudio Maria Celli, encargado del concejo pontificio para la comunicación social, y remarcó que “lo que realmente cuenta es que los tweets que el Papa envíe desde Brasil, o las fotos de la Jornada que se suban a Pinterest, produzcan un auténtico fruto espiritual en los corazones de todos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario