martes, 16 de julio de 2013

Apple investiga la supuesta electrocución de una joven china al usar un iPhone

La mujer falleció el jueves pasado por una descarga eléctrica al responder a una llamada

El móvil estaba conectado a un cargador que podía ser falso, según la televisión pública china


Teléfono y cargador de Ma Ailun, que parece no ser el estándar en China continental. / Imagen de la televisión china CCTV

Apple no quiere que una noticia negativa le pase factura, en particular en China, uno de sus mercados más jugosos. La firma de la manzana asegura que está investigando un accidente en el que una joven murió supuestamente electrocutada cuando utilizó un teléfono iPhone 4 mientras lo estaba cargando, según denunció su familia.
Ma Ailun, de 23 años, de la provincia occidental de Xinjiang, falleció el jueves pasado a causa de una descarga eléctrica cuando respondió a una llamada en el móvil, que estaba conectado a la red, según la agencia oficial Xinhua, que cita a la policía.
El accidente ha provocado numerosas reacciones en los siempre activos foros de Internet chinos. De ahí que Apple haya salido rápidamente el paso. “Estamos profundamente entristecidos por este trágico incidente y damos nuestro pesar a la familia de Ma. Investigaremos a fondo y colaboraremos con las autoridades en este asunto”, ha señalado la compañía estadounidense, que no ha aclarado si se trata de un suceso aislado.
Los expertos aseguran que en condiciones normales no hay motivos de preocupación al utilizar un móvil mientras se está recargando
La hermana mayor de la fallecida publicó un mensaje el sábado pasado en Weibo –un popular servicio de mensajes cortos en Internet similar a Twitter- en el que dijo que Ma Ailun murió electrocutada al contestar a una llamada. “Espero que Apple nos pueda dar una explicación. También espero que todos vosotros no utilicéis vuestros teléfonos mientras los estáis cargando”, escribió. El padre de la chica, Ma Guanghui, dijo que su cuerpo mostraba señales de haber resultado electrocutada, según Xinhua.
La policía -a quien la familia ha entregado el aparato y los accesorios para su investigación- ha confirmado que la causa de la muerte fue una fuerte descarga eléctrica, pero no ha dicho si el teléfono fue el causante. Ma había trabajado como azafata en la aerolínea China Southern, aunque había dejado recientemente el trabajo.
Los expertos aseguran que en condiciones normales no hay motivos de preocupación al utilizar un móvil mientras se está recargando porque el voltaje de salida del cargador es muy bajo, 5 voltios. Algunos, sin embargo, aconsejan no emplear el teléfono cuando está conectado a la red. “Existe un riesgo cuando se usa un aparato eléctrico mientras su batería está instalada y se está cargando, sea una maquinilla de afeitar o un teléfono”, ha afirmado Johnny Sin Kin-on, profesor en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong, al diario South China Morning Post (SCMP).

La calidad del condensador y el protector del circuito puede no ser muy buena, y esto puede conducir a que el condensador se estropee y envíe una corriente de 220 voltios

La cadena de televisión pública china CCTV ha informado este martes que Ma Ailun empleó lo que parece ser un cargador falso. Según un experto en telecomunicaciones entrevistado por la cadena, “los cargadores falsos a veces han sido diseñados con medidas para reducir costes”. “La calidad del condensador y el protector del circuito puede no ser muy buena, y esto puede conducir a que el condensador se estropee y envíe una corriente de 220 voltios directamente a la batería del teléfono móvil”.
El experto también ha dicho que normalmente una sobrecarga eléctrica habría calentado el teléfono, dañado los circuitos internos e inutilizado el aparato. En el caso del iPhone 4 de Ma, las autoridades han asegurado que este podía ser encendido después del incidente, a pesar de que tenía señales de quemaduras en el exterior. El cable, el cargador y el enchufe estaban intactos. Las primeras informaciones señalaron que el teléfono de Ma era un iPhone 5, cuya carcasa es de aluminio, pero, según CCTV, se trata de un iPhone 4 (acero inoxidable).
En abril pasado, Apple se vio obligada a pedir disculpas a los usuarios chinos y modificar las condiciones de garantía después de que su servicio de posventa fuera muy criticado durante más de dos semanas por la prensa oficial. China es el segundo mayor mercado para Apple después de Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario