sábado, 13 de abril de 2013

Sigue adelante el proyecto de EEUU para aumentar el control en la Red 'por seguridad'


[foto de la noticia]
  • El pleno de la Cámara de Representantes votará el texto con algunas enmiendas
  • El proyecto cuenta con el apoyo directo de compañías como Facebook e IBM
  • Asociaciones como EFF o ACLU alertan de futuros problemas de privacidad
El controvertido proyecto legislativo estadounidense HR 3523, bautizado como CISPA (Cyber Intelligence Sharing and Protection Act) vuelve otra vez a poner en guardia a los defensores de las libertades 'online'. Este proyecto prevé otorgar tanto al Gobierno como a determinadas compañías un importante control sobre el contenido de las comunicaciones en la Red bajo el paraguas genérico de 'seguridad cibernética nacional'.
El sitio Salon.com informa de que este proyecto, que el pasado año fue ampliamente criticado por suponer una normativa aún más restrictiva que el polémico proyecto antipiratería SOPA-PIPA -tumbado tras de una importante movilización en la Red-, ha cruzado las puertas del Congreso de EEUU, en donde el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes ha aprobado a puerta cerrada y "con una amplia mayoría" (18 a 2 votos) su contenido y ahora deberá ser votado en el Pleno de la Cámara de Representantes la semana que viene. Se trata sólo del principio de su tramitación legislativa, y de aprobarse en la Cámara pasaría al Senado y más tarde a la Casa Blanca para su promulgación.

Polémico CISPA

El texto -presentado a finales de 2011 por los representantes Mike Rogers y Ruppersberger- propone, en origen, una revisión de la normativa de seguridad nacional (National Security Act) de 1947 con la finalidad de fomentar más intercambios de información sobre 'ciberamenazas' entre el Gobierno de Washington y el sector privado, o entre las propias empresas privadas. La idea es que la Administración pueda combatir 'ciberamenazas' en tiempo real con ayuda de la industria de Internet.
La definición de "información sobre ciberamenazas" se amplía en este proyecto a cualquier información relativa a vulnerabilidades o amenazas a las redes o sistemas de propiedad y/o operados por el Gobierno de EEUU o empresas estadounidenses, así como cualquier intento por "degradar, interrumpir o destruir" tales sistemas o redes, además del robo o la "apropiación indebida" de información privada o gubernamental, incluida (y aquí entra la comparación con SOPA) la propiedad intelectual.
En origen, el proyecto prevé incluso eliminar cualquier responsabilidad a las empresas que recopilan y comparten información entre ellas o con el Gobierno por motivos de seguridad. Conviene recordar que la lista de apoyos a este polémico proyecto de ley cuenta con importantes apoyos entre gigantes tecnológicos que manejan información muy sensible como IBM, Verizon, AT&T, Microsoft y Facebook, e incluso Google, aunque de una manera más discreta.

Enmiendas y críticas

A pesar de que el texto aprobado no ha sido publicado, la publicación política estadounidense The Hill afirma que hay al menos dos enmiendas al texto original propuesto. Por un lado, afirma que el Gobierno deberá eliminar la información personal de los datos sobre 'ciberamenazas' que reciba de las empresas privadas. Otra enmienda facultaría a la Casa Blanca para utilizar datos de empresas privadas para "propósitos generales de seguridad nacional".
Esta última fórmula ("propósitos generales de seguridad nacional") es demasiado 'genérica', según ya indicaban el pasado año varios colectivos de activistas de las libertades 'online', como Electronic Frontiers Foundation (EFF) y ACLU, muy activos contra este proyecto.
"Los cambios en el proyecto de ley no se ocupan de los problemas de privacidad principales que hemos venido planteando sobre CISPA durante casi un año y medio", dijo Michelle Richardson, asesora legal de ACLU en la oficina de Washington. De aprobarse así, "CISPA permitiría a las empresas compartir información confidencial de clientes y de personal con el Gobierno, y facultaría a la Agencia de Seguridad Nacional para que recolecte registros de la actividad de estadounidenses en Internet cada día", añadió en un comunicado.
Según recuerda también Salon.com, la Casa Blanca aún no ha respondido a una petición cursada a través de 'We the People' contra CISPA, que ha recibido más de 100.000 firmas en línea, el número necesario para exigir una respuesta de la Administración.
Mientras, esta misma semana varias páginas web populares como Reddit o Craiglist han protagonizado una simbólica protesta contra CISPA, en la que tratan de explicar al Congreso de EEUU que el proyecto de ley "sacrifica la privacidad sin mejorar la seguridad", informa RT.

No hay comentarios:

Publicar un comentario