sábado, 20 de abril de 2013

¿Samsung contra Apple? ¿HTC contra Sony? ¡Esto acaba de empezar!

El pasado martes supimos de una vez por todas el precio del Samsung Galaxy S4 (699 euros), a la vez que se conocía también el día de salida de la última maravilla de la firma surcoreana. El día 27 empieza la batalla. Te preguntarás por qué. Sencillo, mucho más allá de que la firma líder en smartphones lance un nuevo modelo al ruedo comercial, es un hecho que llega la mayor máquina de vender smartphones del momento.


El pasado martes supimos de una vez por todas el precio del Samsung Galaxy S4 (699 euros), a la vez que se conocía también el día de salida de la última maravilla de la firma surcoreana. El día 27 empieza la batalla. Te preguntarás por qué. Sencillo, mucho más allá de que la firma líder en smartphones lance un nuevo modelo al ruedo comercial, es un hecho que llega la mayor máquina de vender smartphones del momento. 

La máquina total de los coreanos. Pero ojo: no está solo, aún diría más, está menos solo que nunca. Nada más y nada menos que cinco modelos de rivales de la talla de Sony, LG, Nokia, HTC y Blackberry esperan agazapados a la estrella de Samsung. Sin perder de vista a Apple, que próximamente presentará su séptimo teléfono y seguro que arrasa como de costumbre. Teléfonos móviles que dejan con la boca abierta a cualquier usuario y que tienen a los líderes del momento en el punto de mira. 

La mayor guerra de productos de la historia moderna

La verdad es que podemos acudir a una de las batallas de producto más épicas de la historia moderna. Por un lado, el tema de las pantallas está desbordado. Tanto el Samsung como el Xperia Z tienen displays de cinco pulgadas, y no olvidemos que el iPhone 5 no pasa de 4 pulgadas. Sin perder de vista tampoco a las pantallas flexibles que están a punto de caer. Incluso el Xperia se permite el lujo de no verse afectado por la caída de líquidos. 

Si miramos en los procesadores, los cuatro núcleos son legión. Unos chips que hubieran querido los ordenadores más potentes de hace una década. En las cámaras la locura no se contiene. LG, Samsung y Sony llegan a los 13 MP, sin perder de vista la exquisita cámara con lente Carl Zeiss del Nokia y la avanzada tecnología ultrapíxel de HTC, que pueden llegar a hacer mucho daño a las firmas que se dedican a la fotografía.

Ante tantos datos, tanta inteligencia y tanta calidad ¿Cómo ganar la batalla? Siendo sincero, me consta que cada una de las firmas se está dejando litros de materia gris en descifrarlo. Decir que una decidida apuesta por el marketing es la solución parece muy obvio, eso se da por hecho. Decir que tomar la misma actitud por las redes sociales también sobra. La clave está en el mensaje, el primer impacto que recibe el consumidor de ese producto. 

La palabra precisa, pero también el precio influye...

Potente, elegante, diferente, único, especial… Encontrar esa palabra que se convierta en el eje piramidal del mensaje es lo que se está ultimando en estos momentos. Un mensaje directo, acompañado de un tinte humano es el objetivo. En unas semanas veremos la solución. No tendrás que hacer nada: sal a la calle, deja que tu vida siga… Lo verás en televisión, en exteriores y, por supuesto, en internet. Leerás decenas de análisis a fondo en páginas especializadas como Movilzona, un portal donde habitualmente destripamos los teléfonos para conocer las fortalezas y debilidades de cada uno.

A pesar de la que está cayendo en España, los fabricantes se frotan las manos porque es uno de los países donde más teléfonos inteligentes se venden. Habrá que ver si en 2013 los usuarios están dispuestos a desembolsar más de 600 euros por un smartphone sin subvención por parte del operador o, por el contrario, los modelos low cost empiezan a ganar protagonismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario